FINANCIA TU COMPRA HASTA EN 36 MESES

ESTAMOS DE REBAJAS

Tu recién nacido – de 0 a 3 meses

etapa 1 bebe
La vida empieza a cambiarte desde el momento en el que sabes que un bebé está de camino, pero evidentemente este cambio se hace palpable con el parto y la llegada de tu recién nacido.
Índice de contenidos

Los recién nacidos sorprenden por lo abiertos que tienen los ojos nada más nacer, muestra de la gran atención que prestan a su alrededor desde el primer minuto de vida. A pesar de tener la visión borrosa, son capaces de observar aquello que está a menos de 20 centímetros de sus ojos.

Los primeros días de un recién nacido

En las primeras fases del desarrollo del bebé, descubre lo que es la vida fuera del útero: empezará a controlar la respiración, aprenderá a succionar, desarrollará el sentido del olfato y del tacto. Pasará entre 16 y 18 horas durmiendo pero sin patrón establecido, por los que es normal si sientes que los primeros días son un poco caóticos.

El patrón de respiración suele ser una preocupación común de los padres primerizos, sobre todo después de la popularización del síndrome de muerte súbita del lactante. En realidad lo normal es que la respiración sea irregular para los recién nacidos.

La frecuencia respiratoria puede variar mucho: de 60 respiraciones por minuto cuando están nerviosos o después de llorar, a que dejen de respirar de 5 a 10 segundos y vuelvan a hacerlo por sí solos. A esto se le llama respiración periódica, y es común durante el sueño.

Si el bebé deja de respirar por un período más largo y se pone azul, es una emergencia y hay que acudir inmediatamente al centro sanitario más cercano.

Durante las primeras semanas de tu recién nacido verás que se pasa gran parte del tiempo con los puños cerrados, los hombros curvados y con los brazos y piernas cerca del cuerpo. Como si estuviera aún en la barriga, conservará la posición fetal un tiempo.

Las primeras semanas de un recién nacido

Desde que nacen reaccionan a estímulos de manera instintiva en los conocidos como reflejos primitivos.

Los reflejos primitivos más conocidos son:

  • Reflejo de succión, en el que tu bebé succiona cualquier objeto que le acerques en la boca.
  • Reflejo de presión, es aquel que hará que tu hijo cierre con fuerza la mano cuando le toques la palma de su mano.
  • Reflejo de Moro o sobresalto, la reacción de tu bebé moviendo los brazos hacia los lados cuando haya un ruido, luz, sonido o algún otro estímulo que le sorprenda.

Como además su sistema nervioso está en desarrollo, puede pasar que sus piernas, brazos y barbilla tiemblen en momentos de nerviosismo o de llantos. Todavía queda un tiempo para que pueda hablar y formar palabras, pero hará una variedad de sonidos y gruñidos para comunicarse, además de llorar. Podemos empezar a interactuar y jugar con ellos.

El segundo més de tu bebé

Con dos meses todavía no tendrá suficiente fuerza para levantar la cabeza, por lo que debes evitar ponerlo bocabajo mientras duerme. Puedes ponerlo en esta postura para que vaya adquiriendo fuerza en la columna, siempre que sea bajo supervisión.

A final del segundo mes tu bebé empezará a sonreír, y el llanto sin motivo será menos común cada día que pasa. Es importante para el desarrollo emocional y social del bebé que le respondas a la sonrisa con otra, le transmitirás confianza.

A partir de los dos meses de tu bebé

A partir de los dos meses tu hijo podrá hacer más cosas con las manos: te cogerá del pelo o te dará pequeños pellizcos. Irá entrenando poco a poco su coordinación ojo-mano. A principio verás que cuando quiera coger un objeto su mano irá hacia el lado opuesto, pero es algo que mejorará poco a poco.

En esta etapa todo lo que coja se lo pondrá en la boca: después de unos meses de lactancia empieza a reconocer sabores y aunque no sepa que los juguetes no se comen, aprenderá a reconocer el sabor de cada uno de ellos.

Este primer trimestre de tu recién nacido será una etapa que se te pasará volando, llena de aprendizajes y sorpresas nuevas cada día.

Compartir artículo
Contenidos relacionados